lunes, 2 de febrero de 2009

QUE BUENA DERECHA, SI TUVIESE UN BUEN SEÑOR

Decían del CID Campeador, aquel Rodrigo Díaz de Vivar del Cantar del Mío CID, el de la peli de Charlton Heston y Sofia Loren (esta aclaración es por si algún progre sigue el blog y no se pierda desde el principio)..... "QUE BUEN VASALLO, SI TUVIERE BUEN SEÑOR". Estas palabras iban por el Rey Alfonso VI, el cual durante mucho años mantuvo en el exilio a uno de sus mejores Caballeros (estimado progre: si lees esto no te voy a contar el porque del destierro, te pillas un libro y estudias un poco de historia). Aun así, Don Rodrigo mantuvo su promesa de servirle fiel y lealmente y se consideró su vasallo durante su larga existencia a pesar de los desaires que el Rey le hizo durante muchos años.

Estas palabras siguen hoy vigentes y con una especial trascendencia... "QUE BUENA DERECHA, SI TUVIERE UN BUEN SEÑOR". Creo que queda bastante clarito el por qué de esta frase, pero a ver si consigo explicarme y hacerme entender.

La masa social que normalmente vota a la derecha, son personas por lo general fieles, que no subordinadas; son personas que tienen en gran estima la legalidad, el orden, el respeto, la justicia, la libertad, la democracia; son gentes que trabajan por el bien común, sin importarles la ideología del otro; son personas respetuosas con el pensamiento e ideario de los que tienen enfrente, no los provocan, no les intentan ridiculizar, no quiere reeducarles. Y todo esto, ¿como se lo pagan sus líderes? Pues en los últimos años, a base de traiciones ideológicas y de mirarse el ombligo en vez del bien común.

En los últimos años, la derecha de nuestra Patria se ha dedicado a colocar el culo en el asiento más cómodo, a desplazar a sus compañeros para que no salgan en la foto, a insultar a sus votantes con sus reiteradas peleas, a cambiar discursos y verse inmersos en disputas personales que no conducen a nada.

Y mientras tanto, el votante de la derecha erre que erre a votarles, a seguir manteniéndoles, aun cuando sea en la oposición, porque es consciente de lo que tiene en frente, es decir, la extrema izquierda, xenófoba y racista que quiere acabar con todo lo que ama el hombre y la mujer de derechas, que no es más que la libertad individual, la justicia universal, los derechos humanos y la democracia.

"QUE BUENA DERECHA, SI TUVIERE UN BUEN SEÑOR" Pero no, ellos seguirán dándose cera los unos a los otros, y el día menos pensado este país que antes fuese conocido como el Reino de España, se convertirá en la Unión de Repúblicas Independientes de Iberia (que no España, nombre maldito)... y si no, al tiempo...

4 comentarios:

Txiripitiflautiko dijo...

Estoy totalmente de acuerdo. El problema estriba en que, mientras la izquierda en España sí que tiene partidos que reflejan perfectamente su ideología, a la derecha sociológica le han enseñado, desde la transición, a avergonzarse de sus principios. El votante de derecha español, vota, "al menos malo" ¿Realmente se cree alguien que el liberalismo extremo que rige en la cúpula del Pepé es representativo del sentir de la mayoría de sus votantes? Como militante del Frente Nacional, he coincidido en numerosas manifestaciones con votantes del Partido Popular (ayer, sin ir más lejos, en la Puerta del Sol, en la manifestación contra el comunismo en Cuba). Cada vez que, en dichas ocasiones, he tenido ocasión de intercambiar impresiones con ellos, he constatado que ideológicamente están mucho más cerca de nuestros planteamientos que del ultraliberalismo que rige en el partido al que votan.

Natalia Pastor dijo...

Un post magnífico,Españoleto.
Lo cierto,es que en España existe un complejo absurdo y patético,ese temor a identificarse como de "derechas", no vaya a ser que ante tus argumentos,el "ilustrado" de turno te etiquete como "facha" y te estigmatice para los restos.
Y por esto, andan reiventándose contínuamente,renegando de posiciones conservadoras y enarbolando el "centrismo",que no es nada,salvo "el pantalón gris que va bien con todas las chaquetas"(Gutiforever dixit).
Y ahí sigue el "marianimso",light, perfil bajo y sin azúcar,sin liderazgo y a la deriva,esperando una refundación o un batacazo formidable.

Fin de los Tiempos dijo...

La culpa la ha tenido en gran parte el famoso giro al centro. Parece que en este país sigue siendo un pecado ser de derechas cuando en todo el mundo existen partidos de derechas sin que nadie se eche las manos a la cabeza. Incluso en Alemania se puede ser de derechas sin ser nazi.

En España no, aquí si dices ser de derechas eres un fascista y punto. Y ese complejismo ha seguido al PP durante años, le da miedo defender la idea de España, el castellano, los principios y valores democristianos...

Si cuando hubiesen llegado al poder, hubiesen abierto los armarios y sacado los papeles del GAL, de Filesa, de las corrupciones, tramas, cheques bajo la mesa...

Legionarius dijo...

En España no hay ideologías ni de derechas ni de izquierdas, simplemente un conjunto de vividores que con unas siglas delante quieren vivir de por vida sin dar ni golpe.

Ya es hora de que alguno plante los ... encima de la mesa.

Un saludo español...