lunes, 19 de enero de 2009

36 Aguafiestas

El pueblo turolense de Singra se ha perdido entrar en los libros de historia, salir en las televisiones y periódicos, ser punta de lanza y plasmar la nueva identidad e historia de la Nación española, y todo ello por culpa de 36 aguafiestas que les han imposibilitado toda esta publicidad.

Hace aproximadamente un año, una asociación para la recuperación de lo que han hecho llamar "memoria histórica", se plantó en la localidad de Singra para recuperar los cadáveres de fallecidos en la zona a manos de los ejercitos nacionales, esos hombres tan malvados que dieron al traste con la II república tan democrática, bienintencionada y amada por nuestro querido presidente Rodriguez Zapatero (notesé el tono irónico y de recochineo).

Los chicos de la memoria histórica se pusieron a escabar y escabar, y de tanto agujero que hicieron aparecieron los restos de 36 personas allí enterradas. Tras el primer alborozo, y la sensación de tener más muertos para poner encima de la mesa, llegó un jarro de agua fria. Los allí enterrados eran soldados que fallecieron victimas de las balas recibidas en combate. Hasta aquí todo se podría haber solucionado de alguna forma, pero mire usted por donde, que de los 36 soldados allí sepultados desde hace más de 60 años y profanados ahora en su descaso, se encontraban también del bando nacional. Enterrados juntos tras la muerte, que encontraron en una guerra civil que los herederos del Partido Socialista comenzaron allá por el año 34 y que precipitaron en el 36.

Trece meses después de ser violado su descanso eterno, los huesos de estos 36 combatientes seguían metidos en cajas, sin que la asociación se hiciera cargo de ellos, aduciendo que al no ser los familiares que buscaban, y claro está, había soldados de los "malos", no había prisa. Y es que tenían un gran problema entre las manos, que no era m´s que los huesos de 36 españoles que murieron por culpa de la barbarie socialista, que nos llevó a una guerra civil por culpa de su mentalidad dictatorial y xenófoba.

El pasado día 23 de diciembre, volvian a recibir sepultura en los 3 nichos que el ayuntamiento de Singra ha tenido que comprar. Tras meses de peticiones, insistencia y la publicación en varios periódicos de la zona de Aragón y a nivel Nacional, se ha podido dar, de nuevo, descanso eterno a los que lucharon por culpa de los "padres" de los actuales socialistas.

Esta es la Memoria Histérica de ZP.

6 comentarios:

JdH dijo...

Se dedican a perder el tiempo identificando solo a los que les conviene, abriendo las heridas del pasado.
Los jueces perdiendo el tiempo y mientras tanto, el país patas arriba..

un saludo

Natalia Pastor dijo...

Es que es otra falacia,otra mentira nauseabunda;no les importa las fosas,ni la sepultura de los cadáveres,si no es para arrojar los restos contra el "otro",como si los huesos fueran un arma,una "bomba de relojeria" en esta estrategia de confrontación guerracivilista,de revanchismo,de pretender ganar una guerra que perdieron setenta años después.
se trata d mantener abierta la herida,que es lo que pretende Zaptero,dividir a las dos Españas,que no cicatrice nunca y seguir echando sal y bilis en esa llaga.

Legionarius dijo...

Todo vale para los socialistas y sus amigos. Lamentable situación la que estamos viviendo.

Un saludo español...

Mortadelo dijo...

Bien dicho. Enlazo este blog, y en especial este post, ya que esde un tema del que he escrito en alguna ocasion.

JdH dijo...

Gracias por el honor, yo también te enlazo.

un saludo

Yomismo dijo...

Quieren reescribir la historia de España a su manera y todo lo que vaya en su contra a acallarlo con actos vergonzosos como este.
Saludos.